Curso de verano UNIA: “Psicoterapias Contextuales”. Quién es quién (IV)

baeza-palacio.jpg__940x620_q83

Continuamos presentando a los docentes del curso de verano de la Universidad Internacional de  Andalucía “Las psicoterapias contextuales: avances recientes“, que se celebrará entre el 28 y el 31 de Agosto.  Rafael Ferro García, que se ocupará de impartir las clases sobre  “La Psicoterapia Analítica Funcional” y “El yo y sus problemas desde las terapias contextuales”, se une al grupo de docentes que hemos presentado hasta el momento: Jose Manuel García Móntes,  Jorge Barraca Mairal, y Miguel Ángel López Bermúdez.

rafa ferro

Rafael Ferro García es Doctor en Psicología por la Universidad de Granada, Psicoterapeuta y Psicólogo Especialista en Psicología Clínica y en Psicoterapia. Tiene más de 30 años de experiencia clínica en el Centro de Psicología Clínica CEDI de Granada. Docente en cursos, máster y en congresos en Terapias de Conducta de tercera generación. Autor de más de 20 artículos sobre Terapias Contextuales. Pionero y referente en nuestro país en la práctica clínica de la FAP. Es coautor junto con Luis Valero del libro Psicoterapia Analítica Funcional. El análisis funcional en la sesión clínica (Síntesis, 2015). Y junto a Lourdes Ascanio coautor del libro: Terapia de Interacción Padres-hijos (Síntesis, 2017). Sus trabajos y publicaciones están centrados en el análisis clínico de la conducta, concretamente en la Psicoterapia Analítica Funcional,  la Terapia de Aceptación y Compromiso y la Terapia de Interacción Padres-Hijos.

.

 

Curso de verano UNIA: “Psicoterapias Contextuales”. Quién es quién (III)

IMG_0151

A un mes del inicio del curso de verano “Las psicoterapias contextuales: avances recientes“, que se celebrará entre el 28 y el 31 de Agosto en la sede Antonio Machado de Baeza de la Universidad Internacional de Andalucía, continuamos presentando a los docentes que participarán en el mismo. Después de haber presentado a Jose Manuel García Móntes, que impartirá las sesiones formativas sobre la Terapia de Aceptación y Compromiso, y a Jorge Barraca Mairal, que se ocupará de la Terapia de Activación Conductual, hoy le toca el turno a Miguel Ángel López Bermúdez, que estará a cargo junto con Rafael Ferro de la Psicoterapia Analítica Funcional.

Miguel Ángel López Bermúdez es Psicoterapeuta y Psicólogo Especialista en Psicología Clínica CEPSI Psicólogos, donde lleva ejerciendo la práctica clínica desde hace 20 años. Junto con Rafael Ferro García, es pionero y referente en la práctica clínica de la FAP en nuestro país. Autor de diversos artículos teóricos y aplicados sobre estas terapias, en especial la Psicoterapia Analítica Funcional y la Terapia de Aceptación y compromiso. Ponente y docente sobre ACT y FAP en diferentes congresos y masters universitarios. En la actualidad está investigando sobre la efectividad de la FAP y sobre las relaciones verbales entre terapeuta y paciente en el contexto clínico.

 


Recordamos que desde cepsi psicólogos se beca la matrícula a psicólogos o estudiantes de psicología. El único requisito: ser socio de la sociedad para el avance de la psicología clínica y de la salud (sepcys). A fecha de hoy (16/07/17) queda una beca por asignar. Interesados enviar un correo a: manolo.calvillo@gmail.com

Curso de verano UNIA: “Psicoterapias Contextules”. Quién es quién (II)

BAEZA

Continuamos presentando a los profesores del curso de verano “Las psicoterapias contextuales: avances recientes“, que se celebrará entre el 28 y el 31 de Agosto en la sede Antonio Machado de Baeza de la Universidad Internacional de Andalucía. Como ya comentamos, el grupo de docentes reunen además de una muy dilatda experiencia en la práctica clínica, un conjunto de investigaciónes y publicaciones en lengua castellana muy amplio, importante e imprescindible para todos aquellos que quieran introducirse y estar al día en estas psicoterapias. La semana pasada presentamos a Jose Manuel García Móntes, continuamos hoy con Jorge Barraca Mairal.

jorge barraca

Jorge Barraca Mairal es Doctor en Psicología, Psicólogo Especialista en Psicología Clínica,  Profesor Titular y Director del Master en Psicología General Sanitaria de la Universidad Camilo José Cela y Colaborador de la Fordham University de Nueva York y del Boston College. Tiene más de 25 años de experiencia en la práctica clínica en terapias individuales, de pareja y de familia. Es autor de múltiples artículos de carácter científico y sanitario, así como libros de divulgación relacionados con la práctica clínica en general y las terapias contextuales en particular, destacando entre ellos: La mente o la vida. Una aproximación a la Terapia de Aceptación y Compromiso (Desclée de Brouwer, 2005), Técnicas de Modificación de Conducta. Una guía para su puesta en práctica (Síntesis, 2014), Activación Conductual para el tratamiento de la depresión (Síntesis, 2015) o Terapia Integral de Pareja (Síntesis, 2016). Para completar su amplio recorrido de publicaciones y trabajos de investigación, volvemos a apoyarnos en Google Académico, en este enlace podréis ver todas sus citas.


Recordamos que desde cepsi psicólogos se beca la matrícula a psicólogos o estudiantes de psicología. El único requisito: ser socio de la sociedad para el avance de la psicología clínica y de la salud (sepcys). A fecha de hoy (16/07/17) quedan dos becas por asignar. Interesados enviar un correo a: manolo.calvillo@gmail.com


 

Entre bambalinas: debido a sus compromisos como especialista en Terapia Integral de Pareja, cuando empezamos a organizar nuestro curso de verano, Jorge Barraca tenía confirmada ya su participación en el curso-taller en Terapia Integral de Pareja que se realizará en Perú los días 25, 26 y 27 de agosto. Finalmente hemos podido contar con él y estará en Baeza el día 31 de agosto, hablándonos sobre la Terapia de Activación Conductual.

 

 

 

Curso de verano UNIA: “Psicoterapias Contextules”. Quién es quién (I)

sedeBaeza

Del 28 al 31 de agosto se desarrollará el curso de verano de la Universidad Internacional de Andalucía “Las psicoterapias contextuales: avances recientes“, que tengo la suerte de dirigir. Además de la actualidad y el interés aplicado del curso para estudiantes y profesionales de la psicología clíncia, sin duda una de las fortalezas del mismo es el cartel de docentes que van a participar en el mismo. Entre ellos reunen no solo miles de horas de práctica clínica, además un conjunto de investigaciónes y publicaciones en lengua castellana muy amplio, importante e imprescindible para todos aquellos que quieran introducirse y estar al día en estas psicoterapias. Estos “primeras espadas” son referentes ampliamente conocidos en contextos académicos y profesionales, no obstante creo que puede ser interesante ponerles caras, conocer quién es quién y acercar sus trabajos e investigaciones desde este blog.

Hoy empezamos por Jose Manuel García Montes, que estará habalndo sobre la Terapia de Aceptación y compromiso el día 29 de agosto. Jose Manuél García Montes es Jose Manuel Garcia MontesDoctor en Psicología y licenciado en derecho. Psicólogo Especialista en Psicología Clínica. Profesor Titular de Psicología de la Personalidad, Evaluación y Tratamientos Psicológicos de la Universidad de Almería. Es además codirector de los cursos de Experto y Especialista en Terapias Contextuales / Terapias de Tercera Generación, de la Universidad de Almería. Participa además como docente en los Masters de Psicología General Sanitaria de la Universidad Camilo José Cela y de la Universidad de Almería. Entre sus líneas de investigación destacan el estudio de los procesos psicológicos implicados en los síntomas psicóticos y el abordaje de la esquizofrenia mediante aproximaciones psicológicas con base en la aceptación. Con un amplio número de artículos publicados en revistas científicas y académicas, de trabajos de tipo empírico, teórico y de aplicaciones clínicas. En la actualidad es miembro del Consejo Editorial de la Revista Psicothema, de Papeles del Psicólogo y Vicepresidente de la Sociedad para el Avance de la Psicología Clínica y de la Salud (SEPCyS).

Sería muy largo y complicado nombrar aquí todas sus investigaciones y publicaciones, nada que no pueda arreglar google, desde este enlace podréis ver todas las citas de Manuel García Montes en Google Académico. Buen provecho!


Nota: Aprovecho para recordar que desde CEPSI Psicólogos se beca la matrícula a psicólogos o estudiantes de psicología. El único requisito: ser socio de la Sociedad para el Avance de la Psicología Clínica y de la Salud (SEPCyS). A fecha de hoy (8/07/17) quedan tres becas por asignar. Interesados enviar un correo a: manolo.calvillo@gmail.com


 

La sofisticación del disparate.

BoscopiedraEsta mañana escuchaba en la radio hablar sobre los prometedores avances de la neurociencia para distinguir distintas enfermedades mentales  atendiendo a diferencias en las estructura y funcionamiento del cerebro. En este caso se hablaba de  psicópatas, de esquizofrenia y depresión, sin embargo esta misma búsqueda de la “Piedra Roseta” que nos permita explicar de manera simple y mecánica la jeroglífica complejidad del comportamiento humano se hace también para explicar las diferencias entre hombres-mujeres, blancos-negros, homosexuales-heterosexuales, optimistas-pesimistas, demócratas-republicanos,…

A pesar de lo espectacular y moderno -casi de ciencia ficción- que resulta el lenguaje y los relatos de los periodistas que preguntan y de la mayoría de profesionales (psicólogos, psiquiatras, neurocientíficos, expertos en educación,…) que son entrevistados, casi siempre me suenan a demasiado antiguo, a explicaciones en exceso simples, mecánicas e infantiles, vino viejo en odres nuevos. No son recientes los intentos de encontrar las respuestas en el análisis de los rostros o de la forma y el perímetro craneal para distinguir a las personas violentas, pruebas éstas que podían ser decisivas para declarar como culpable o inocente a los sospechosos de algún delito.

Ya en el S.XIX desde diciplinas como la craneología, la frenología, la fisiognomía o la criminología antropológica se afirmaba la posibilidad de identificar científicamente vínculos entre la naturaleza de un crimen y la personalidad o la apariencia física del criminal. También ha sido recurrente en la historia el intento de relacionar variables como racismocoeficiente intelectual con el adn o el tamaño o la estructura del cerebro. Ni qué decir tiene que la rotundidad con la que se hacían algunas de estas afirmaciones quedaron en poco más que nada, y que en algunas ocasiones respondían más a la ideología del momento o del estudioso de turno que a su honestidad científica o intelectual.

Estudios y explicaciones en apariencia más asepticos, objetivos y con toda la apariencia científica que aporta el lenguaje de lo cerebral y sus neuromitos, siguen divulgándose día a día en redes sociales y medios de información, desde los más serios y reputados a los más frikis y fantasiosos; extendiéndose así una explicación mecanicista y cerebrocéntrica -erronea en su mayoría, incompleta en el mejor de los casos- del comportamiento humano. Explicación ésta que impregna la manera entender y de trabajar de muchos profesionales de ámbitos tan importantes como la psicología, la psiquiatría, la educación, o los recursos humanos.

Todos estos nuevos estudios se han visto posibilitados y han tomado un gran impulso por el enorme avance en la tecnología que permite estudiar el cerebro con máquinas maravillosas y sin duda útiles, con software inteligente y algoritmos muy sofisticados. Sin embargo, sin una revisión profunda de nuestra manera de entender el comportamiento humano, sin un planteamiento previo desde la filosofía y la epistemología del comportamiento (también del comportamiento de los científicos) que nos permita hacer las preguntas correctas, el avance real que toda esta tecnología permitirá será inevitablemente más lento. Creo que, en más ocasiones de las deseables, esta gran sofistificación tecnológica está aportando “disparates” más sofisticados para dar respuesta a preguntas erróneas que nos dejarán en el mismo lugar de siempre.

 

Nota: La imagen superior es de el cuadro “Extracción de la piedra de la locura“, El Bosco, 1501-1505.

 

LAS PSICOTERAPIAS CONTEXTUALES: AVANCES RECIENTES

Este verano que ya asoma vuelvo a participar en los Cursos de Verano de la Universidad Internacional de Andalucía. En esta ocasión coordinando el curso LAS PSICOTERAPIAS CONTEXTUALES: AVANCES RECIENTES. Para impartir los distintos contenidos contamos con un grupo de docentes, investigadores y profesionales de la  psicología que son pioneros y referentes en nuestro país y america latina en la conceptualización y la práctica de estas psicoterapias.

Cuenta este curso de verano con el reconocimiento institucional de la SEPCyS (Sociedad Española de Psicología Clínica y de la Salud) y el apoyo económico del Centro de Psicología CEPSI de Bailén.

A continuación os dejo la información básica del curso.

LAS PSICOTERAPIAS CONTEXTUALES: AVANCES RECIENTES

Lugar: Universidad Internacional de Andalucía. Campus Antonio Machado de Baeza (Ciudad Patrimonio de la Humanidad)

Fechas: 28-31 agosto.

Duración: 30 horas.

Precio: 58 euros.

Objetivos

  • Exponer el origen de las llamadas terapias de tercera generación como Psicoterapias Contextuales.
  • Conocer sus bases experimentales y sus fundamentos teóricos para permitir una comprensión profunda y una correcta aplicación de estas psicoterapias.
  • Profundizar en el conocimiento y las aplicaciones prácticas de las terapias que han tenido mayor difusión en la bibliografía científica: la Terapia de Activación Conductual, la Terapia de Aceptación y Compromiso y la Psicoterapia Analítica Funcional.
  • Entender las bases de la formación del Yo y de sus problemas desde estas terapias y su implicación como base en algunos problemas psicológicos y su intervención.

Contenidos

  • Las terapias de Tercera Generación como Terapias Contextuales. Marino Pérez Álvarez.
  • Bases Experimentales de la Terapias Contextuales. Luis Valero Aguayo.
  • La Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT). Jose Manuel García Montes.
  • La Psicoterapia Analítica Funcional (FAP). Miguel Ángel López Bermúdez y Rafael Ferro García.
  • El Yo y sus problemas desde las Terapias Contextuales. Rafael Ferro García.
  • La Terapia de Activación Conductual. Jorge Barraca Mairal.

Información sobre el profesorado del curso.

Descarga el folleto del curso, con información del programa, matriculación, forma de pago y becas de alojamiento.

Enlace a la página del curso en la web de los Cursos de Verano de la Universidad Internacional de Andalucía.

Para cualquier duda o consulta que tengas sobre el curso puedes ponerte en contacto conmigo en esta dirección: manolo.calvillo@gmail.com.

La salud mental de la UNIA

cafe emilie

Por segundo año consecutivo desde el Campus Antonio Machado de Baeza, la Universidad internacional de Andalucía organiza su “Aula de experiencia”, un espacio universitario destinado a ofrecer a los mayores la oportunidad de acceder a la formación continua en diversas áreas (científica, cultural, social y tecnológica) cuando ya han alcanzado el fin de su etapa laboral activa.

Por segundo año consecutivo desde ideas poderosas tenemos el honor de participar en la programación de talleres que se ofrecen dentro de esta formación. Para este curso el tema que hemos elegido ha sido: “La salud mental: entendiendo los problemas psicológicos de la vida cotidiana”. Las fechas de celebración serán el 15, 16, 22 y 23 de Junio en horario de tarde. El coste de la matrícula: 8 euros.
Para más información sobre el taller hacer click aquí.

Algunos porqués 

  • Porque desde nuestra formación y experiencia profesional como psicólogos especialistas en psicología clínica creemos en la necesidad y en la utilidad personal y social de una psicología seria, basada en las evidencias y con un importante compromiso social.
  • Porque creemos que, ante la visión actual predominante de la salud mental excesivamente medicalizada, se necesita difundir una aproximación a los problemas psicológicos desde una perspectiva contextual y biográfica que ayude a entender(nos) y a cuidar(nos) desde los valores y la responsabilidad y sin la necesidad de patologizar nuestra vida cotidiana.
  • Porque, pensamos que la normalidad y la felicidad no son el principal objetivo a perseguir si queremos estar sanos psicológicamente, ni para vivir bien, ni si quiera para ser felices. Reivindicar el derecho a no ser perfectos, “normales” o a no encontrarnos siempre bien y felices es importante para dirigir nuestra vida y comenzar a trabajar sobre nuestro bienestar personal.
  • Porque pensamos que las personas mayores, desde sus grandes triunfos y desde sus derrotas memorables, tienen mucho que aportar y mucho que enseñar en esto de la “salud mental”. La intersección de sus vivencias personales con algunos conocimientos desde la psicología pueden ser de gran utilidad tanto para ellas mismas, como para las personas con las que conviven por el papel que desempeñan como personas consejeras, educadoras, padres y madres o abuelos y abuelas.

¿Qué haremos?
Nuestro taller no pretende ser un tratamiento, ni una clase magistral, es una pequeña y humilde invitación a conversar sobre estos temas, a (re)descubrir (desde el rigor científico, las experiencias vitales y el sentido común) algo más sobre problemas psicológicos como la depresión, la ansiedad, el TDAH,… Es una taza de café a media tarde entre muchas historias y muchas preguntas en el escenario mágico de Baeza.

La salud mental de la UNIA.
Como veremos en nuestro taller, algunas de las claves para una “salud mental” óptima tienen que ver con la flexibilidad, la aceptación de los retos y las situaciones difíciles, el compromiso con valores personales y sociales relevantes, con saber lo que se quiere y con dar un paso adelante y actuar en función de dichos valores y propósitos. Si esto es así, el Campus Antonio Machado de la UNIA en Baeza parece tener una salud de hierro. Enhorabuena por vuestro compromiso con las personas mayores de nuestra provincia y gracias por contar con nosotros.

 

“La salud mental en la UNIA” aparece primero en ideaspoderosas.com

Estamos errando el disparo.

El jueves pasado Juan Luis Hueso y yo nos llevamos a nuestra criatura, Ideas Poderosas, a los previos del Foro de Emprendedores Lince 2015, que se celebrará el día 2 de diciembre.

Se organizaron esa mañana en IFEJA 5 mesas sectoriales diferentes (TIC, servicos, agroalimentario y comercio) y en cada una de ellas diferentes personas presentaban su propuesta  o algún aspecto de su empresa que quisieran dar a conocer ante representantes de entidades como la Asociación Cultural de Empresarios y Profesionales  PROA, la Universidad de Jaén, Caixa Bank o Caja Rural de Jaén -entre otras-. Todo ello con un formato ágil y dinámico: 5 minutos para presentar tu propuesta y 5 minutos para recibir preguntas.

Fue una buena experiencia, tuvimos la oportunidad de conocer buenas ideas  bien presentadas (de manera excelente algunas de ellas) por las personas que allí estuvieron. Disfrutamos y aprendimos.

Tras presentar nuestra idea y lanzar una propuesta final, nos preguntaron algo así: “después de vuestras acciones de formación, ¿qué hacéis para que el subidón de ánimo con el que salen los participantes se extienda en el tiempo y tenga efecto de vuelta a la vida y el trabajo cotidiano?” Fue una muy buena pregunta. Sin duda ésta es una de las claves de la formación y la consultoría. Más allá de todos los retos que esta pregunta plantea y de las posibles respuestas (respuestas que tienen que ver entre otras cosas con el enfoque ante el cambio, con un análisis funcional contextual e ideográfico de la situación que se desea cambiar, con los valores de la empresa -o sea de las personas en ella-, con el relato que sobre dichos problemas tienen las personas implicadas, con el uso de una metodología de aprendizaje experiencial basada en evidencias o con el uso planificado de las estrategias  de trasferencia adecuadas, etc.), como decía, más allá de lo apasionante que nos resulta reflexionar sobre estas cuestiones, la pregunta nos encantó.

Nos encantó porque es reflejo y resultado de lo que paso a paso, sesión a sesión, post a post, se está consiguiendo desde el trabajo de una gran número de consultores, formadores, psicólogos, coachs y neurothings: todas estas cosas consisten principalmente en generar ese “subidón”. Creemos que se empieza a recoger lo que se ha sembrado desde los fuegos de artificio, el buenismo y el positivismo sin piedad tan injustificado como jaleado desde una psicología y disciplinas afines -bajo nuestro punto de vista- mal entendidas.

La formación, la consultoría o la psicología son algo mucho más serio que tiene que ver con los principios del aprendizaje y análisis del comportamiento de las personas y de éstas en las organizaciones. Así, no tendría sentido darle entidad propia a la psicología positiva (¿donde está la negativa?), tiene sentido la psicología sería y bien hecha. Tampoco hemos descubierto nada diferencial o genuino y propio del coaching que aporte algo diferente a lo que ya se dice y se hace desde la psicología. Y así podríamos repasar otras “modas” de este tiempo excesivamente (mal) psicologizado.

No, no pensamos que la clave de la formación o el aprendizaje sea provocar ese “subidón” de autoestima, autoconfianza, automotivación (por nombrar sólo algunos de los componentes del parque móvil de la psicología). No es ese nuestro objetivo en las acciones que llevamos a cabo. Necesitamos la experiencia real, es decir también necesitamos la frustración, la vergüenza, el miedo, la derrota, los errores o exponernos a las propias limitaciones; y necesitamos tener muy claro nuestros motivos y nuestros valores y comprometernos seriamente con ellos. Es en el compromiso y el trayecto con esos valores donde se puede encontrar el sentido y la satisfacción personal/laboral de cualquier proceso de aprendizaje, y no en un optimismo infantil exacerbado ni en la tiranía de la felicidad como objetivo.

Estamos errando el disparo porque hemos equivocado el objetivo.

 

 

Publicación original: Ideas Poderosas

Reivindicar lo cotidiano

Cuando las creencias nos alejan de nuestros compromisos y nuestros valores, cuando pasamos más tiempo planificando cómo va  a ser nuestro futuro el día que tengamos la motivación suficiente y los planetas se alineen en aquario que remangándonos y poniéndonos manos a la obra, cuando dedicamos el mayor esfuerzo a ejercitar nuestro cerebro con frases autocomplacientes en positivo mientras renunciamos a asumir riesgos y actuar en nuestro ambiente, cuando dedicamos más tiempo a la mente que a la vida…. tal vez algo está fallando.

Entre tantos discursos cultos y glamurosos sobre el poder de la energía positiva, entre tantos relatos de dudosa base empírica sobre las capacidades de nuestro cerebro no exploradas ni aprovechadas por la mayoría de los mortales, entre tanta creencia de un “si quieres puedes” mágico y pervertido, entre tanto quiromante y fingidas ciencias,…me apetece reivindicar con este recorte (2 minutos) del final de uno de los programas “Las noches de Ortega” la necesidad de la evidencia, el contacto con la realidad y la importancia de lo cotidiano. No es la impostura de la felicidad o su búsqueda la condición necesaria para vivir o arrancar cada día. Son las acciones vitales, el contacto real con el aquí y ahora, el compromiso con lo que en cada momento nos toca hacer y comprometernos, los movimientos más importantes -también los más bellos- para, llegado el día de mirar nuestra historia y a pesar de los inevitables momento duros vividos, narrarnos y reconocernos felices.

De lo contrario corremos el riesgo de escribir una biografía con mucho cuento y poca historia.

“Reivindicar lo cotidiano” aparece primero en Ideas Poderosas

Entre el deseo y la impostura

Hace ya casi un mes que se estrelló un avión en los Alpes, el día 20 de este mes será el 16 aniversario de la masacre de la escuela de secundaria de Columbine. No tardaron los medios de comunicación en ninguno de éstos y otros casos similares en insinuar, relacionar o despertar la sospecha del autismo, la depresión, la esquizofrenia, etc. como elementos causantes- o al menos  como variables explicativas relevantes- de tales disparates. Casi de inmediato comenzaron  aparecer expertos psicólogos y psiquiatras en periódicos, radio y tv siendo preguntados por la relación entre los “problemas mentales” de estos asesinos y sus horribles actos.

A pesar de algunas excepciones en mayor o menor medida (bajo mi punto de vista) sensatas,  no deja de sorprenderme la falta de claridad y rotundidad por parte de estos profesionales a la hora de desvincular radicalmente estas (mal)llamadas “enfermedades mentales” de aquellos asesinatos tan salvajes.

No son éstos comportamientos patológicos, producto de la depresión, el autismo o la esquizofrenia, sino actos salvajes, canallas y complejos, actos que nos aterroriza pensarlos como propios de seres humanos “normales”, de personas que podrían estar viviendo a nuestro lado, en nuestra escalera de vecinos o, peor aún, dentro de nuestra propia piel. Son conductas que nos hacen enfrentarnos cara a cara no sólo con el dolor y la rabia, también con la angustia ante nuestra naturaleza como seres humanos, ante los genes de las razas de Caín que habitan nuestra biografía, ante la certeza de sabernos capaces de lo mejor y lo sublime pero también de la destrucción y del desastre.

Podemos entender que ante nuestra propia incertidumbre, temor y angustia intentemos encontrar motivos y trazar líneas que separen nuestro mundo y a nosotros mismos de esta brutalidad, fronteras entre lo normal y lo anormal, lo sano y lo patológico, entre la locura y la cordura,… Allí están ellos, aquí nosotros. La normalidad, una infantil y vieja trampa entre el deseo y la impostura que lejos de liberarnos, nos tiende una trampa sutil y segura.

Pero tenemos que insistir, no son estos hechos comportamientos patológicos, sino canallas y complejos, y esta complejidad no podemos despacharla atribuyendo dichos asesinatos tremendos, horribles y sin sentido a supuestas enfermedades mentales, desvinculándolos de la biografía, de los valores personales y de los contextos en que la gente vive.

Hay otras maneras de mirar estos escenarios de la catástrofe. Transmitir la absoluta certeza de que no es más probable que una persona diagnosticada por ejemplo de autismo, depresión o esquizofrenia se levante una mañana y decida matar a 20 compañeros de un colegio o estrellar el avión o el autobús que conduce. Afirmar radicalmente que, por motivos tanto epistemológicos como estadísticos, estos diagnósticos sociales no mantienen una relación causal con tales asesinatos.

2015-04-13_2025Tras el dolor y la rabia inmediata ante la incomprensible barbaridad, cuando volvemos al pulso de la vida cotidiana y las fotos de las víctimas y aviones destrozados ya no ocupan las portadas, comienzan a aparecer los daños colaterales que sobre miles de personas (tal vez sin querer)  han creado algunos medios de comunicación y algunos expertos con sus explicaciones y sus relatos. No sólo por el estigma social que se genera para personas diagnosticadas de depresión, autismo, esquizofrenia,… y sus familias, también por la indefensión, el dolor y la sospecha que estas personas se imponen a sí mismas; presiones al fin y al cabo que no hacen sino aumentar innecesariamente sus (pre)ocupaciones y dificultar sus vidas, su crecimiento personal y su libertad para ser quienes son.

“Entre el deso y la impostura” aparece primero en el blog La tiranía de la normalidad.